Los parásitos de la Iguana

Los parásitos de la iguana, según su ubicación, pueden ser internos o externos. Los primeros aparecen por una mala alimentación y, aunque no son peligrosos, pueden provocar falta de apetito y la consiguiente pérdida de peso. Sin embargo, los parásitos más dañinos y molestos son los externos. En la mayor parte de las ocasiones son ácaros de unos seis milímetros, redondos y alargados, aunque también existen otros de pequeño tamaño localizados en boca y ojos. El tratamiento más común para eliminarlos se realiza con productos acaricidas, que no son nocivos para el animal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

perros para adoptar

perros para adoptar
si quieres adoptar un perro, visita esta Web