Cuidados de la Pitón Bola

Su nombre viene por su comportamiento de defensa, ya que, ante las amenazas, esta pitón reacciona enroscándose en forma de bola y escondiendo la cabeza entre sus anillos.
La pitón bola tiene su origen en la zona occidental del continente africano.

No tiene un gran tamaño, cuando es adulto su longitud oscila entre 1,30-1,50 m y su peso puede ser superior a 1,5 kg. Los machos suelen ser más pequeños que las hembras. Ambos sexos se caracterizan por tener un cuerpo corto pero de musculatura fuerte.
Su hermoso aspecto está marcado por diferentes patrones de atractivos colores. 
Suele tener un carácter inofensivo y poco agresivo. Estas características y su buena adaptación a la cautividad la convierten en una de las pitones más habituales y deseadas como animal doméstico.
Pueden vivir entre 20 y 30 años. Durante la muda de la piel, que dura de una a dos semanas, el aspecto de la pitón bola se altera. Sus ojos se vuelven más opacos y su piel adquiere un aspecto más apagado. Hasta que termina el proceso no recuperará su apariencia normal ni el apetito.
En cuanto al terrario, será suficiente uno de tamaño de 100 x 50 x 50 cm. para un adulto y de 80 x 50 x 50 cm para una pitón bola joven. Un terrario semi-tropical es el ideal para simular el clima de su lugar de origen. La humedad relativa debe mantenerse entre 60-90% para evitar problemas con la muda, para ello se rocía con agua 2 o 3 veces por semana. La temperatura diurna debe oscilar entre 26 y 32º mientras que la nocturna hay que bajarla a 24º. Las placas térmicas de cerámica, focos de luz o infrarrojos ayudarán a conseguir las condiciones óptimas.
La ventilación es importante pero hay que evitar las corrientes de aire. Respecto a la iluminación, al tratarse de una especie nocturna con vista infrarroja, basta con que el terrario esté en un espacio con una ventana o se pueden utilizar lámparas especiales para estos animales.
Disponer en una zona fresca una cubeta con agua tibia del tamaño suficiente para que la pitón pueda bañarse además de beber.
La pitón bola adulta come principalmente pequeños ratones, con uno a la semana bastará. Hay que tener en cuenta que en la época de muda no querrá comida y no hay que forzarle.
Conviene desparasitarla 2 veces al año. También pueden presentar otros problemas como estomatitis o infección de boca, neumonía o una mala muda.
Permite ser manipulada fácilmente cuando se ha acostumbrado a su ambiente. A pesar de ser mansa, los movimientos bruscos o un agobio excesivo pueden ponerla nerviosa. Se debe coger por el centro del cuerpo de forma suave pero firme. Conforme adquiera confianza con el dueño el animal será irá volviendo menos huidizo. En caso de que se enrosque con fuerza al cuello o a alguna extremidad, se debe mantener la calma y desenroscarla con cuidado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

perros para adoptar

perros para adoptar
si quieres adoptar un perro, visita esta Web